V PREMIO FÉLIX CANDELA
INICIO

¡Qué permanezca la tierra!
¡Qué estén en pie los montes!
Así venía hablando Ayocuan Cuetzpaltzin. En Tlaxcala, en Huexotzinco.

Qué se repartan
flores de maíz tostado, flores de cacao.
¡Qué permanezca la tierra!.


Ayocuan Cuetzpaltzin


¿Es posible pensar una forma de sociedad que no sea urbana?

¿Es posible, además, pensar en esta sociedad autónoma

y radicalmente diferente de la ciudad? ¿con una estructura ecónomica, orden social, formas y apariencia propia?

¿Es posible pensar el campo como el lugar de esta sociedad?